17/3/19

Por Equipos 19 - Crónica Rd6

Nuevo “round” del Por Equipos en Asturias, penúltimo de la “fase regular” con resultados dispares para nuestros equipos. Uno ganó y el otro perdió, cosas del ajedrez.
Nos enfrentamos los dos únicos clubs del occidente asturiano, por segunda temporada consecutiva en Trevías, y el Valdesva ganó claramente al San Juan Bautista de Cangas del Narcea sin perder partida.

Esta vez, siendo la sorpresa, el primero en vencer su partida fue Santi. La partida fue una inglesa simétrica dónde se cambiaron caballos en d4. Poco después se cambiaron los alfiles de casillas blancas, los caballos en e5 y los alfiles de casillas oscuras. Todo pronosticaba un largo final de piezas mayores, pero Marcos Robles no cometió un grave error táctico que Santiago aprovechó de inmediato para ganar una torre y obligó al negro a abandonar. Al rato, Chuso, de negras, consiguió la victoria. Había jugado una especie de siciliana (por transposición) y pronto el negro jugó d5, e5 y d4 y consiguió ventaja de espacio en el centro. Chuso no acertó con la mejor continuación y Crespo Arce lo aprovechó para cambiar un par de piezas menores y nivelar la partida. Nuestro jugador ganó espacio en el flanco de rey y consiguió ganar un peón en c4 con la dama. Se cambiaron un par de torres por la columna abierta “d” y luego las damas y se llegó a un final de torre, alfil y peón de más del negro, contra torre y caballo del blanco. Chuso jugó bien con su torre y consiguió ganar otro peón mas en el flanco de rey, dejando un 3 contra 1 en esa zona del tablero. Con todo de cara, Chuso se relajó y perdió un peón “gratis” innecesariamente, pero lo recuperó a las pocas jugadas y en un final de torres con “h” y “g” de ventaja y con mejor la torre bien situada, el blanco abandonó.
En la última mesa, Raúl con negras jugó contra una Reti de Benigno que quiso luego jugar en forma de ataque indio de rey. El negro sacó bien sus piezas y consiguió centralizar su caballo en d5. En posición equilibrada, la partida entró en una fase de maniobras, mejorar piezas, centralizar torres, pero sin que pasase mucha cosa. Tras rechazar tablas por orden del “capi”, Raúl cambió caballos, cambió torres y ganó un peón en b3, quedándose con la iniciativa. Tras varios cambios de piezas en f3 y g2, la torre negra se activó y la dama dio jaques al desguarnecido rey blanco. Benigno quizá no defendió de la mejor manera y tras una secuencia forzada bien calculada, el negro cambió damas y ganó una torre limpia, ganando la partida. En la 2, Martien jugó contra el popular sistema Londres de Fernando y tras doblar peones blancos en f4 y cambiar peones en c5, consiguió una posición tranquila tras las primeras jugadas. Pero no se enrocó y jugó pronto un “ataque a la bayoneta” con h4-h5 abriendo la columna “h”. Pero el blanco centralizó sus caballos en la casilla e5 y los cambió poco después por caballo y alfil negros. En posición equilibrada, Martien se enrocó entonces en largo, pero el blanco nunca pudo montar ningún ataque “real”. Tras el cambio de las últimas piezas menores y un próximo cambio de damas, nuestro jugador ofreció tablas que fueron aceptadas. El final resultante de torres era equilibrado, enhorabuena a Fernando por su predisposición de ir a jugar incluso fuera de casa.

José Luis jugó contra un dragón acelerado de Piris y tras el cambio de caballos en c6 el negro igualó la partida. Se cambiaron los alfiles de casillas blancas, un par de peones en el centro y más tarde los alfiles de casillas negras en g7. José Luis ya tenía poco tiempo y la posición no era sencilla, pero maniobró bien con el caballo, que saltó por el flanco de dama, luego pasó por el centro y fue al flanco de rey y consiguió ganar un peón. En un final de torre y dama contra torre y dama complejo aún, el negro con una clavada perdió una torre en una jugada y tuvo que rendirse. Quedaba Pablo en la mesa 1 jugando contra la Caro-Kann de Hilario. Tras la apertura, igualada, ambos alfiles negros se cambiaron por los caballos blancos, pero la posición se cerró pronto en el centro y el flanco de dama. El blanco atacó con f4 y g4, pero el negro jugó f5 a tiempo y frenó la avalancha de peones blancos. Pablo siguió presionando y consiguió ganar un peón, cambiado torre y alfil por el camino. Pero el caballo negro se reagrupó bien y se situó en f5 defendido por el peón de g6, con la torre en e6 bloqueando el avance del peón pasado “e5” y quiso montar una fortaleza. Y parecía que lo había conseguido, el blanco dio vueltas pero de forma infructuosa. En un momento dado el negro tuvo la opción de sacrificar la calidad y dar un montón de jaques, pero con poco tiempo, Hilario no lo vio claro y prefirió aguantar la posición. Al final, tras un buen sacrificio de torre, Pablo rompió el flanco de rey y con una secuencia de jaques ganó el caballo y varios peones, para conseguir ganar la partida obligando al negro a devolver la calidad y llegar a un final con 3 peones de ventaja.

Notable victoria que nos permite seguir siendo líderes una jornada más. El próximo sábado viajamos a Gijón para jugar contra el gran equipo del Antonio Rico A, que van segundos, en un duelo por todo lo alto. ¡Suerte!
Desplazamiento de la manada hasta la capital del Principado de Asturias para visitar al tercer equipo del Real Oviedo, un club ya referencia en el ajedrez asturiano, y esta vez no pudo ser y caímos derrotados por 4.5 a 1.5 puntos.
La única victoria fue de Alberto, en el tablero 1, que jugó un gambito Volga “de libro” en las primeras jugadas. El negro avanzó c5-c4 abriendo la diagonal negra y tras una mala jugada de Carlos, Alberto apretó y ganó la calidad manteniendo además toda la presión sobre el flanco de dama blanco. Con todas las piezas blancas pasivas y atadas, el negro jugó c4-c3 y ganó la partida en el acto en la jugada 19. ¡Muy bien! En la 2, Alfonso jugó una especie de Reti mientras que el negro planteó sus peones en c5, e5 y d6, mientras ambos jugadores sacaron sus piezas. Adrián enrocó en largo y lanzó su peón de “h” contra el fianchetto blanco, pero nuestro jugador reaccionó bien y cerró el flanco de rey. Poco después se cambiaron damas, estando la posición equilibrada. El blanco cerró el centro y trató de mejorar su pareja de alfiles, mientras que el negro centralizó sus torres y situó un fuerte caballo en f4. Con todo estático en el flanco de rey, Alfonso quiso abrir el flanco de dama y llevó su peón hasta “a6”, y luego quiso abrir la columna “c”, pero esto favoreció al negro que en una táctica ganó una pieza. Con material de menos y tras llegar un peón negro hasta b2 con la promoción imparable, nuestro capi abandonó.
Edu, con negras, jugó otra partida larga, con pelea hasta el final. Empezó como una francesa “rara”, pero luego la posición parecía más una especie de siciliana. En cualquier caso, el blanco completó la apertura y trató de mantener al rey negro en el centro del tablero. Tras unos cambios de piezas menores, Edu ganó un peón, pero tuvo que dejar su rey en el centro con aún todas las piezas mayores sobre el tablero y un alfil por bando. Sergio atacó con dama y alfil por las débiles casillas negras, mientras que Edu consiguió abrir la columna “c” y activó una torre. El negro estaba mejor, pero la posición era complicada de jugar, así que tras muchas maniobras, Sergio ganó la calidad, pero el negro tenía a cambio 3 peones de más, dos de ellos pasados y unidos. Pero quizás entonces nuestro jugador no afinó del todo y quizás debió tratar de avanzar dichos peones en otro orden o más pausadamente, ya que el blanco puso presión a dichos peones con las torres y la dama y consiguió capturar uno de ellos, cambiando además un par de torres. Con dama y torre, el blanco volvió a fijarse entonces en el débil monarca negro y con una secuencia de un montón de jaques, forzó a Eduardo a dar la dama por la torre para evitar el mate. Nuestro jugador aún jugó algunas más, pero terminó por rendirse. Balboa jugó una apertura irregular de dama y pronto se cambiaron los peones de “c”. Tras completar el desarrollo y con una estructura de peones simétrica, se cambiaron primero un par de alfiles y luego los caballos al romper el centro el blanco en e4. Balboa parecía tener la iniciativa y se metió en un lío táctico con sus torres y tras una secuencia de cambios, perdió la calidad a cambio de un peón. Pero Coris consiguió cambiar damas y se llegó a un final de torre negra contra el caballo blanco. Luis peleó como siempre, pero la torre llegó a territorio blanco y comenzó a comerse peones. El rey blanco llegó a la séptima negra, y en un último intento, el blanco sacrificó el caballo por comerse los peones negros de “a” y “b” y tratar de avanzar los suyos pasados. Pero el rey blanco llegó al rescate y junto a la torre, pararon el avance negro y luego Diego consiguió comerse dichos peones. Con torre limpia de menos y casi sin peones, nuestro jugador abandonó.
En la mesa 5, Maikel de negras jugó una siciliana bastante teórica de enroques opuestos. El blanco tiró todos los peones contra el enroque negro pero entonces Jesús encontró un recurso táctico, forzando el cambio de damas, ganando una calidad y justo de seguido, atrapó al alfil de casillas blancas del negro. Nuestro jugador tenía torre limpia de menos por un par de peones, pero siguió peleando teniendo en cuenta ese dicho de que mientras tengas un caballo en el tablero, no te rindas. Y más o menos eso sucedió, ya que el caballo negro saltó al centro del tablero y dio un doblete recuperando al menos una calidad. Tenía entonces el blanco un caballo de ventaja, pero el negro consiguió unos peligrosos peones, así que sin verlo claro, Jesús repitió jugadas y se acordaron las tablas.
Eliseo, con blancas en la 6, jugó sus esquemas de dama y pronto ganó espacio en el flanco de dama. Pero el negro contragolpeó pronto en esa zona y consiguió dejar muy avanzado un peón blanco en c6, que aunque estaba defendido por el alfil, no parecía tener mucho futuro. En un despiste, Eliseo perdió un peón en e4 tras un cambio de piezas y poco después no pudo retener ese peón en c6 y Nicolás se lo comió también. El negro tenía dos peones de ventaja y además jugaba bien, sin dar opciones a nuestro jugador. Eliseo perdió también un peón en a4 y aunque siguió peleando, el negro controló siempre la partida. Tras cambiar las últimas piezas menores y las torres, el blanco se rindió en vista de que no podía detener un peligroso peón pasado negro en c3.

Derrota clara de los nuestros. El próximo sábado, cerramos la fase regular en casa contra el Oviedo 93 C, ¡ánimos y a ver que tal terminamos!


Todas las fotos del Por Equiposaquí
Toda la información del Por Equiposaquí
Info64 de Primera División (Dragones)aquí
Info64 de Primera División de Filiales (Lobos)aquí
Calendario completoaquí 

Leer más...

10/3/19

Por Equipos 19 - Crónica Rd5

Una más, una menos, que diría aquel, de este Campeonato de Asturias por Equipos, ya la quinta ronda, y otro buen sábado para nuestros equipos ya que conseguimos una buena victoria y un empate que nos permiten seguir bien situados en ambas categorías.
Visitó Trevías el filial del Ateneo Obrero “B”, curiosamente con dos jugadores suyos que repetían de la semana anterior cuando jugaron contra el Valdesva “A” en nuestro club. Tras buena pelea, se consiguió un valioso punto al finalizar el encuentro en empate (3-3)
En el tablero 4, Balboa de negras jugó una siciliana de nuevo extraña y pronto se produjo una posición curiosa en el centro del tablero y Patricio consiguió un peón pasado en d5 en plena apertura. Tras enroques opuestos el blanco sacrificó dos piezas a cambio de torre y peón del negro, pero la compensación no parecía suficiente. Luis reorganizó sus piezas y parecía que tenía la posición controlada, pero devolvió los dos caballos por una torre rival y se quedó con un peón de menos. Tras cambiar las damas, se llegó a un final de torre y alfil negros contra torre y caballo blancos y peón extra del jugador visitante. Balboa abrió el flanco de dama, colocó su alfil en la gran diagonal y recuperó el peón quedándose con uno pasado en “a” muy peligroso y quizás algo prematuramente, su rival se rindió. Cabanas, en la mesa 5, jugó de blancas contra una Caro Kann y en la apertura vio un buen golpe táctico, ganando un peón y obligando al rey negro a moverse y perder su derecho al enroque. Las blancas estaban mejor, pero nuestro jugador quizás no encontró el mejor plan y ante un h5-h4 del negro queriendo atacar el enroque blanco, no reaccionó de la mejor forma y sufrió el ataque negro que le costó recibir mate. ¡A seguir! 
 Alfonso jugó de negras contra el Sistema Londres de Javier y pronto se cambiaron las damas en b3 doblando peones blancos. Ambos bandos completaron el desarrollo y la posición era igualada. Tras el cambio de un par de piezas menores por bando y con todo por jugar, se firmó el empate. Edu, en la 3, jugó también un Londres él mismo y también se cambiaron las damas en b3, doblando los peones blancos. Tras varios cambios de piezas menores en el centro, se quedaron en el tablero las 4 torres, los dos alfiles de casillas blancas y los 16 peones (8 por bando). Se abrió la columna “d” y se cambiaron un par de torres, y Edu consiguió desdoblar sus peones de “b” al avanzarlo y cambiarlo por el de “c” negro. La partida siempre estuvo igualada, pero el blanco lo siguió intentando aunque sin demasiado progreso. Tras muchas maniobras, se cambiaron las torres y en el final de alfiles, con 3 peones por bando bien protegidos, se acordaron las tablas.
En el último tablero, Nicolás jugó contra la inglesa de Juan Pedro y sacó bien sus piezas, completando el desarrollo. Justo entonces, el blanco perdió un caballo en una jugada. El negro tuvo problemas con la dama, que tenía que mantenerse defendiendo un alfil para no perderlo y tuvo que moverla un montón de jugadas, incluso en terreno enemigo quedando un poco aislada en a3. Al final Nico consiguió cambiar un par de piezas y quedarse con la pareja de alfiles. También abrió la columna “b” y cambió las damas. La partida fue de muchas maniobras, pero poco a poco los alfiles negros mejoraron sus posiciones y Nico recuperó la igualdad en peones y consiguió cambiar otro par de torres. Sin abrir un hueco para su rey en el pasillo negro, cosa que inquietaba a los espectadores, los alfiles negros impusieron su ley y Nico se comió dos peones y entonces Juan Pedro se rindió. ¡Trabajada victoria!
Con el empate conseguido, como mínimo, quedaba Madera en la mesa 1 jugando sus esquemas Vieneses y tras las primeras jugadas de desarrollo el blanco consiguió una posición con ligera ventaja, aunque el negro estaba sólido. Madera impidió el enroque corto del negro amenazando un potente ataque y luego abrió la columna “d”, dejando al rey negro en su casilla inicial. El negro ganó un peón en a3, pero el blanco tenía mucha compensación. Pero entonces nuestro jugador vio una combinación que le pareció ganadora y sacrificó su dama pensando que daba mate. Pero no era así, así que el negro se la comió y aunque el blanco movió algunas jugadas más, tuvo que rendirse con mucho material de menos. 


Buen empate ante un buen equipo que nos deja en la zona media de la tabla a falta de dos rondas. El próximo sábado jugaremos fuera contra el Real Oviedo “C”, ¡a por ellos!  
Viajaron los dragones hasta la bonita villa marinera de Candás y tras paseo hasta el muelle y café, se dispusieron a jugar con la mala noticia de que Lloveras, jugador local, había tenido un dolor agudo de lumbago y aunque fue para evitar la incomparecencia, se rindió en la jugada 2 y se marchó a casa a recuperarse. Una lástima, ¡ánimos desde aquí

A media tarde, Abel consiguió la victoria. Tras una inglesa, la posición derivó a una india de rey, en la que el negro había perdido varios tiempos importantes. El negro no consiguió contra juego y Abel no cambio piezas y jugó f4 y luego e5 que le proporcionaron la ganancia de una pieza, ante la falta de conexión de las piezas negras, todas ellas en la fila 7 y la 8. Poco después el blanco iba a devolver la pieza, consiguiendo un peón y fuerte compensación, pero Jesús no se la comió y en lugar de ello, perdió un peón y a continuación, cuando iba a perder otra pieza, tuvo que rendirse. Poco después Chuso consiguió otra victoria jugando con negras una Nimzo. La apertura fue correcta por ambos bandos y la partida siguió cauces habituales de estas líneas, cambiándose peones de “c” y “d” de ambos bandos, con posición igualada dada la similitud de la estructura de peones. Sara se cargó de tiempo, dado que Chuso juega bastante rápido y en un pequeño error, el blanco perdió el peón de a3 y se cambiaron las damas restantes para llegar a un final de alfil y caballo por bando con peón extra en b5 de Chuso. El negro lo jugó bien, acercó su rey hasta c5, cambió el caballo por el alfil y con su alfil restringió al caballo blanco. Con pocos minutos en su reloj y con posición paralizada, el blanco terminó cambiando el caballo por el alfil para llegar a un final de reyes totalmente perdido y Sara abandonó.
Maikel, en la última mesa, jugó contra la eslava de Martín y consiguió buena posición desde la apertura. Pero decidió jugar con calma y completar su desarrollo. No obstante el negro no jugó bien en el flanco de dama y permitió que el blanco consiguiera un peón pasado peligroso en c6, sobre la que giró el resto de la partida. Nuestro jugador defendió el peón con el alfil y tras cambiar un par de piezas menores, también colocó sus torres tras él, mientras maniobrando con el caballo ganó un peón en b6. Además, encontró una buena táctica que le dio otro peón, conservando el de c6 y mejor posición. Pero parecía que, aunque podía, el blanco no quería progresar con su peón y en posición superior, el negro dio unos jaques con la torre y al ver que con las tablas el equipo ganaba el encuentro, Miguel Ángel aceptó el empate.
Quedaban Santi y Martien. En la dos, Martien jugó contra el dragón de Illán y al poco de salir de la apertura, el blanco ganó una calidad, pero el negro tenía bastante ataque por la gran diagonal. Pero el blanco volvió con la dama y consiguió cambiarla por la dama negra, manteniendo la calidad. Pero omitió una buena jugada de Illán y casi por suerte, tuvo que devolver la calidad pero consiguió no perder más material. Se cambiaron los alfiles y se llegó a un final de torre y alfil por bando (de distinto color) y cinco peones por lado. Martien activó su torre hasta la fila 7, centralizó su rey y avanzó su peón pasado de “c”. El negro estaba sólido y no se veía muy bien como progresar, así que con pocos minutos en el reloj y tras buena partida, Martien ofreció tablas que fueron aceptadas. Santi jugó contra un esquema tipo “catalana” del blanco y aunque se quedo solido, el blanco tenía más espacio y mejor posición. Samuel jugó bien y controló todas las partes del tablero, mientras que Santi trataba de buscar contra juego. El blanco sitúo un peón en c5 y llevó un caballo hasta el punto b6 que estaba vacante, restringiendo las piezas negras. Ya con menos de 10 minutos en el reloj, el negro trató de abrir la posición con f5-f4 y lo consiguió, además de ganar un peón posteriormente. El blanco perdió el control de la posición y las piezas negras mejoraron. Al final, Santi activó su dama, ganó un alfil y con un bonito último movimiento de torre, ganó la partida con mate en pocas al rey blanco que había salido hasta g4. 
Contundente victoria que nos deja líderes en solitario de la división tras el empate del Antonio Rico A contra el Ciudad Naranco. ¡Grandes Dragones! El sábado recibimos al San Juan Bautista, ¡a ver qué podemos hacer! 


Todas las fotos del Por Equiposaquí
Toda la información del Por Equiposaquí
Info64 de Primera División (Dragones)aquí
Info64 de Primera División de Filiales (Lobos)aquí
Calendario completoaquí 

Leer más...

3/3/19

Por Equipos 19 - Crónica Rd4

Soleado primer fin de semana de Marzo y genial día en los tableros para nuestro club. Ambos equipos ganaron claramente sus encuentros y encima sin perder ninguna partida, ¡enhorabuena!

Recibimos en Trevías al buen equipo del Ateneo Obrero 1881 A, que alineó bastante buen equipo, y tras buena pelea, al final pudimos vencer por 4.5 a 1.5 puntos gracias a las victorias de nuestros tableros de abajo.
Volviendo a la tradición, el primero en acabar fue Chuso, con victoria, en su partida con las piezas blancas ante una francesa Rubinstein de su rival. Tras la apertura y el cambio de damas en b3, el blanco tenía una posición cómoda pero igualada. Pero el negro no consiguió sacar el alfil de casillas negras que se quedó en c8 y eso le costó que tras una buena táctica, el blanco ganase un peón manteniendo buena posición. El blanco consiguió un peón pasado en “c” y luego se le unió otro en “b”, que fueron caminando y cuando uno estaba en c5 y el otro se movió a c6, el negro se rindió. Un par de horas más tarde, Martien jugaba con las piezas negras contra un ataque indio de rey de Charles. El negro cambió en e4 y jugó e5, para luego completar el desarrollo. El blanco estaba algo más cómodo y empezó a poner presión en el peón de a5 con las torres, por la columna semiabierta “a”. Martien se defendió como pudo y a pesar varias piezas dedicadas a la defensa de dicho peón, no estaba claro que lo fuera a perder. En ese momento ofertó tablas que fueron aceptadas.
Poco después, en la mesa 4, Abel jugó una francesa que se cerró con un c4 del negro en la apertura. Abel siguió a lo suyo, se enrocó largo y atacó con h5 y g5 hasta abrir la columna g. “Larry” trató de conseguir contra juego por la columna “b”, pero el negro estaba bien defendido y llevó su dama al flanco de rey además de las torres dobladas en “g”. Con una buena maniobra de caballo y un sacrificio de torre, ganó la partida ya que era mate en pocas jugadas (o ganancia de dama). Muy buena partida. A su lado, Santi jugó una especie de catalana por transposición, contra una estructura tipo eslava de Joel. La posición era igualada, se abrió la columna “c” y se fueron cambiando primero los caballos, luego los alfiles de casillas blancas, luego todas las torres y finalmente la dama. Con estructura de peones simétrica y poco tiempo en el reloj de Santi, nuestro jugador lo intentó unas cuantas jugadas más, pero tras cambiarse los alfiles y no conseguir ventaja, se firmó el empate.
Con 3 puntos ya en nuestro casillero, Raúl en la última mesa jugaba un gambito de dama rehusado y antes de completar la apertura, el blanco ganó un peón en h7 y dejó al rey negro en f8. La ventaja blanca era clara, pero Raúl consiguió cambiar las damas y llegar a un final de alfil, caballo y torre por bando con peón de menos de negras. Nuestro jugador reagrupó sus piezas y Carlos no encontró la mejor secuencia y perdió un peón central. A partir de ahí, el blanco perdió el hilo de la partida y Raúl activó su torre y su caballo y consiguió ganar un peón y cambiar torres. Con “a” y “b” pasados y unidos y un caballo que era mejor que el alfil, el negro llevó el rey al centro y comenzó a avanzar los peones. Carlos trató de defenderse, pero la posición era desesperada y terminó por rendirse. ¡Bien Raúl! Ya con el encuentro a nuestro favor, quedaba Pablo que jugó contra el dragón acelerado de Jorge. El negro se defendió bien y rechazó las piezas blancas, que tuvieron que volver a su campo una a una tras la apertura. El negro tenía un peón central de más y estaba mejor. Tras unos cambios en e5 se llegó a una posición de igualdad, con alfil, caballo, dama, torre y 5 peones por bando. Jorge tenía pocos minutos en el reloj, pero siguió jugando bien, se cambiaron las torres y luego los alfiles, y cuando todo parecía muy igualado, Pablo perdió un peón y se llegó a un final de damas. Por suerte para él, el rey negro estaba muy expuesto y tras dar varios jaques, se firmaron las tablas.
Al final buen triunfo de los nuestros, con algo de fortuna que siempre es necesaria, pero así es el ajedrez. El próximo sábado viajamos hasta Candás, ¡a por ellos! 
Viajaba la manada hasta Mieres para medirse ante un posible rival directo por la permanencia y la ronda fue muy buena, porque los nuestros ganaron claramente por 1-5 cediendo sólo 2 tablas.
Oria jugó contra la Alapin de Millara y se llegó a la típica posición de peón aislado en d4 del blanco y menos espacio del negro. Alberto maniobró, consiguió sacar su alfil de casillas negras y cambiar dos pares de piezas menores. La posición era equilibrada, aunque quizás jugó el peón de “f” primero a f6 y luego a f5 no en buen momento y Arturo consiguió hacer un d5 que puso mucha presión en el peón “retrasado” de d6 negro. Al final, tras alinear todas las piezas blancas contra dicho peón, el blanco lo capturó, a cambio de perder el de f4. Un peón pasado en d6 es muy fuerte, pero Alberto aguantó bien, cambió alfiles, luego los caballos y con una buena secuencia táctica, “pseudo” sacrificó una torre para comerse ese peón y tras dar 2 jaques, recuperó la torre para llegar a un final de damas con peón de ventaja negro. Pero entonces Arturo dio jaque continuo forzando el empate y finalizando la partida. Madera jugó de blancas su Viena e Ismael no reaccionó bien, porque perdió el peón de e5 y a continuación sacrificó un caballo pero sin compensación suficiente. Con pieza de ventaja, el blanco estaba cómodo, sacó su dama, enrocó en largo y con una buena táctica en la última jugada, que amenazaba ganar una calidad más, ganó la partida por la vía rápida en 17 jugadas.
Alfonso jugó una siciliana Kan de negras, en la que Ulpiano tras sacar sus piezas, no encontró el plan y dio tiempo a nuestro jugador a colocar todas sus piezas y conseguir una ligera ventaja. Tras un cambio de caballos en e5, se doblaron los peones negros y en vista de que se iban a cambiar todas las torres en la columna “d”, ya en posición de igualdad, se acordaron las tablas. Luis jugó su apertura de dama, extraña como suele ser habitual, pero en pocas jugadas consiguió una buena posición con 3 peones centrales (d4, e4 y f4). El negro completó el desarrollo, enrocó en corto y luego cambió un alfil por un caballo en e5, dando la columna “f” al blanco para atacar el punto f7. Con las piezas blancas muy activas, Balboa en una buena táctica ganó una pieza y mantuvo el ataque. Con muy buena posición, cambió las damas y aunque conservó bastante ventaja, tuvo que pelear en un final. Tras unas cuantas jugadas de torres, al final se rompió la posición en d5 y por fin el alfil de casillas blancas de más comenzó a jugar. Se cambiaron un par de torres, el blanco recuperó un peón y luego Balbo forzó el cambio de las últimas torres. En un final de 3 peones contra 3, con alfil de ventaja, José Ramón defendió aún largo tiempo, pero al final el rey blanco se centralizó y cuando nuestro jugador consiguió forzar el cambio de caballos, el negro abandonó

Maikel jugó de negras una siciliana que el blanco la desarrolló de forma cerrada. Pero antes de completar el desarrollo, el blanco jugó un Cb5 y un Ad3 un tanto raros. Maikel lo aprovechó inmediatamente y con una buena intermedia, ganó el alfil de d3 y dos jugadas más adelante el caballo de b5, que se quedó sin casillas para regresar sano y salvo. Con dos alfiles de menos, David abandonó. Eliseo, en la última mesa, jugó su apertura de dama de forma correcta, sacó todas sus piezas y enrocó en corto. Se cerró el flanco de dama y Eliseo rompió en e4 ganando un peón. Además, trasladó su torre al flanco de rey para atacar, lo que generó que el negro moviera peones y crease debilidades por las casillas negras. Tras eliminar el caballo negro defensor, nuestro jugador colocó un alfil en f6 y cuando colocó la dama en la diagonal b1-h6, Saúl se rindió, ya que la maniobra Dh6-g7 con mate era inevitable.
Clara y gran victoria de los Lobos que les mantiene ahora mismo en la zona media. El próximo sábado recibimos al Ateneo Obrero 1881 B, ¡a ver qué pasa! 

Todas las fotos del Por Equiposaquí
Toda la información del Por Equiposaquí
Info64 de Primera División (Dragones)aquí
Info64 de Primera División de Filiales (Lobos)aquí
Calendario completoaquí 

Leer más...